En las dificultades se encuentran las oportunidades

Home /  En las dificultades se encuentran las oportunidades

0

En las dificultades se encuentran las oportunidades

Esta frase atribuida a Albert Einstein, nos da pie para empezar con este artículo.
Cuando se confirmó la suspensión del Mobile World Congress el mes de febrero de 2020, muchos se sorprendieron, algunos no lo entendieron. Parecía que el coronavirus era algo lejano, concentrado en una parte del mundo. Se trataba de su problema y ellos se encargarían de solucionarlo, como ya habían hecho con otras epidemias anteriores. Unos pocos alertaron de la globalización y la influencia de China en el nuevo orden mundial. Más tarde llegaron nuevos términos que ahora resultan familiares, pero entonces, nos parecían tan lejanos como la propia China.  COVID-19, pandemia, alerta sanitaria, confinamiento y finalmente, crisis mundial. Ahora en la “nueva realidad” todos damos por seguro que estas pandemias serán cíclicas y en el futuro nos afectarán a todos.

En chino, la palabra ‘crisis’ está compuesta por dos caracteres: peligro y oportunidad. En el mundo empresarial se utiliza como oportunidad para innovar y usar la tecnología para hacer frente a situaciones imprevistas.

 

Algunos expertos económicos vaticinan que la recuperación de la crisis será en V con un importante aumento del PIB en los países de la Unión Europea en el primer semestre de 2021 y la vuelta a los números de antes de la pandemia, en el segundo semestre del año que viene. Otros expertos no lo ven tan claro y auguran una lenta recuperación que durará has 2024.

 

En lo que sí que coinciden todos, tanto expertos como empresarios, es en mirar a China.

El mercado Chino está volviendo lentamente a la normalidad, impulsado parcialmente por el importante aumento de la fabricación de material sanitario que están suministrando al resto del mundo. Los consumidores chinos también están recuperando gradualmente su confianza a medida que la crisis de COVID-19 desaparece, lo que sugiere que la mayoría reanudará los niveles más altos de gasto en algunas categorías de productos y servicios en los próximos meses. Todos esto ha hecho que China vuelva a ser atractiva para las empresas extranjeras después de la desconfianza que generó el país al principio de la pandemia.

 

Un dato que indica este interés es que durante el periodo de cuarentena, los consumidores Chinos continuaron realizando compras online. Esta es una nueva realidad que ya estaba presente en la sociedad asiática y que ahora con la pandemia se ha acrecentado. Este efecto quieren aprovecharlo tanto las empresas nacionales como internacionales.

La conclusión a la que llegan expertos de comercio internacional es que esta nueva normalidad que llegará en los próximos meses, es un buen momento para volver a mirar a China, como oportunidad de negocio.

Los empresarios Chinos siempre ponen por delante el dinero

Es lógico y pasa en todos los países del mundo, pero con la diferencia que lo hacen a su manera y con sus reglas. Conocen perfectamente el potencial de su mercado interior y la necesidad de la empresa extranjera que quiere introducirse en ese mercado. En la mayoría de casos donde se comienza una negociación con una empresa China (Importación, e-commerce, fabricación, introducción en el mercado Chino), ellos tienen la posición de fuerza, lo saben y juegan con ello, para sacar el máximo beneficio.

Los ejemplos de gobiernos y empresas de todo el mundo que han tenido problemas con el material médico importado de China son innumerables y ha afectado a todas las zonas del mundo que han intentado negociar con el país Asiático en una situación crítica. A todos los que tenemos contactos con empresas Chinas, nos han ofrecido ofertas de material médico a buen precio y promesas de envío seguro y rápido.

China, ya de por sí, es un mercado complicado de gestionar, más aún cuando entran en escena oportunistas sin escrúpulos en busca de una buena comisión ante la ausencia de control debido a la urgencia.

Bienvenida a Josep Guangzhou

Nuestra experiencia, tu aliado

Para los que llevamos años negociando con empresas Chinas sabemos muy bien que cerrar acuerdos, compras o exportaciones con ellos es mucho más complicado que superar la barrera del idioma. Hay una distancia cultural demasiado grande que requiere mucho trabajo previo de investigación, conocimiento de la cultura y sobretodo una relación de confianza (el Guanxi basada en el tiempo y las relaciones cordiales. Esto último requiere de numerosos viajes, seguimiento de producción en las fábricas, supervisión de documentación, largas reuniones antes de comenzar a hacer negocios y tener éxito.

Para llegar a este punto, antes se ha de pasar por la fase de negocios que parecen cerrados, pero son cancelados a última hora por algún motivo que desconocemos, largas reuniones que no llegan a nada y finalmente, frustración, paciencia y aprendizaje. En dos palabras: Se requiere conocimiento y experiencia.

Si quieres saber más sobre como desde Workplane Design podríamos ayudar a tu empresa con la fabricación o implementación de tu producto en China, no dudes en contactar con nosotros.

 

Workplane Design

World Trade Center Moll de Barcelona Edificio Norte, planta 7ª 08039 Barcelona

+34 93 567 06 81

hello@workplane.es

Twitter